La correlación de precios para oro y bitcoin alcanzó un máximo de 4 años.

La firma de análisis de datos centrada en criptomonedas, Arcane Research, observó una fuerte proporcionalidad directa entre los dos activos rivales. En un informe publicado hace unos días, la empresa mencionó que la correlación estaba “por debajo de cero hace solo medio año”, pero se fortaleció a 0.3 para volver a probar su máximo de tres años.

Esto sin duda hará que cobre más fuerza el llamar a bitcoin “oro digital”, agregó el informe.

El oro digital existe

Messari, otra empresa de investigación de criptomonedas, ha publicado recientemente un gráfico que muestra la clara relación entre los movimientos de precios de Bitcoin y los principales eventos geopolíticos en Oriente Medio en lo que va de año.

La declaraciones siguieron un análisis similar publicado a principios de este mes por Bloomberg. En dicho análisis, Markest Mike Mcglone declaró que Bitcoin está madurando para convertirse en una versión digital del oro, citando la reacción oportuna de la criptomoneda al ataque con aviones no tripulados de Estados Unidos que mató a un alto oficial militar iraní.

“La reacción inicial de Bitcoin al ataque aéreo estadounidense que mató a uno de los generales más poderosos de Irán fue una buena prueba de nuestra premisa de que el cripto primogénito está madurando hacia una versión digital de oro”, escribió Mcglone.

¿Es Bitcoin realmente un valor de refugio?

Esta frase nunca ha sonado tan fuerte para BTC y nunca ha estado tan clara al comparar los gráficos. Sin embargo, otras investigaciones cuestionan si los precios de Bitcoin están realmente tan estrechamente correlacionados con los eventos geopolíticos.

Si el conflicto entre EE.UU. E Irán se vuelve severo, el movimiento tanto en bitcoin como en oro podría mantenerse a corto plazo. Los inversores, los comerciantes y los especuladores deben, por lo tanto, desconfiar de la dirección de los rendimientos estadounidenses.

La incertidumbre que rodea la guerra comercial entre Estados Unidos y China y el crecimiento económico, acompañado además por las elecciones presidenciales de Estados Unidos, es lo que está llevando a la desconfianza.

Ahí es donde Bitcoin y el oro están sirviendo como rellenos de huecos. Y con la reducción a la mitad de bitcoin en mayo de 2020, que en cierta medida coincide con el final potencial del programa de tasas de interés de la Fed, lo convierte en un refugio más atractivo para los especuladores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *