Dragonchain realiza prueba de escalabilidad con éxito

Los tren pilares básicos en los que se apoya la tecnología blockchain son la descentralización, la seguridad y la escalabilidad.

A día de hoy, parece que los dos primeros pilares están conseguidos en la mayoría de proyectos. Sin embargo, uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las criptomonedas es la escalabilidad. Bitcoin y Ethereum, por ejemplo, están desarrollando sus proyectos en busca de soluciones en este sentido, pero sin comprometer los otros dos pilares: seguridad y descentralización.

En el caso de la red Ethereum se está trabajando mucho hacia la escalabilidad y en un futuro todo apunta a que soluciones como sharding, plasma y sus cadenas laterales puedan ser soluciones definitivas para la escalabilidad de la red.

El pasado jueves, día 5 de diciembre, el equipo Dragonchain (DRGN) realizó una prueba en directo de su blockchain: 

Consiguiendo durante 18 minutos hacer 1.666 transacciones por segundo. Esto equivale a 100.000 transacciones por minuto, a 6 millones de transacciones por hora o a 144 millones de transacciones al día.

Unas cifras estratosféricas, que marcan un nuevo hito para la tecnología blockchain en su carrera hacia la escalabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *